top of page
Que esperar

Todos los que estén interesados en recibir tratamiento quiropráctico tendrán un examen completo y una consulta con el quiropráctico. Durante esta primera consulta de 30 minutos, la condición y el historial de salud del paciente se discuten en gran detalle antes de continuar con el tratamiento. Una vez que se determina un plan de tratamiento, el paciente tendrá su primera sesión. Los pacientes que reciben ajustes pueden esperar experimentar una reducción del dolor y un aumento en el rango de movimiento. Los ajustes de rutina permiten a los pacientes mantener su salud y mejorar la fuerza en la espalda, el cuello, los hombros y las articulaciones. Las visitas de rutina también ayudan al quiropráctico a comprender el cuerpo de un paciente, cómo mejorar su malestar y ver al médico de manera constante ayuda a desarrollar una relación positiva entre médico y paciente.

 

AJUSTES DE RUTINA

Los ajustes de rutina son comunes para pacientes activos, atletas, corredores y guerreros de fin de semana. También es útil para aquellos que tienen trabajos que requieren que estén constantemente de pie o que se muevan de manera rutinaria, como pintar. La actividad física constante puede provocar lesiones o desalineaciones en la columna vertebral o las articulaciones.

Tenga en cuenta que la inactividad también puede conducir a una pérdida de fuerza en la columna vertebral y las articulaciones. Aquellos pacientes que llevan un estilo de vida no activo o trabajan en un escritorio, también pueden visitar con frecuencia al quiropráctico. Los ajustes de rutina son muy beneficiosos para el cuerpo y para cualquier persona que experimente dolor de espalda o de las articulaciones. Es común que nuestros pacientes vengan cuando sea necesario para un ajuste de rutina. Para algunos, esto podría ser semanal, mientras que para otros cada dos meses o mensualmente, o según sea necesario o recetado.

 

TÉCNICAS COMUNES

Nuestros quiroprácticos capacitados y calificados utilizan una variedad de métodos para ayudar a tratar y rehabilitar lesiones. El método utilizado variará según la ubicación de la lesión, la gravedad y el nivel de dolor. A continuación se enumeran algunas de las técnicas quiroprácticas de rehabilitación comunes que utilizamos:

Enfoque Mckenzie

El enfoque Mckenzie incluye varios ejercicios que estiran la espalda, las piernas y los glúteos. Un ejercicio específico utilizado en este método incluye acostarse boca arriba y tirar de la rodilla, una a la vez, hacia el pecho.

  • Estabilización lumbar dinámica
    Este tratamiento involucra ejercicios que comienzan en una posición acostada, de pie, saltando. Estos movimientos están diseñados para pasar de una posición de reposo a una posición activa.

  • Terapia de liberación miofascial
    Movimientos que aflojan la tensión y rigidez muscular. Dicha terapia puede incluir el uso de un rodillo de espuma para masajear los músculos. La realización de este tipo de ejercicios aumenta el rango de movimiento del paciente.

  • Técnica Graston
    La Técnica Graston es un tipo de terapia que se realiza con herramientas especializadas que raspan y masajean suavemente la piel. Esto ayuda a descomponer el tejido cicatricial y disminuye la restricción muscular.

  • Método de cinta Kinesio
    Esta práctica consiste en vendar los músculos para proporcionar apoyo y restricción. Este tipo de manipulación es útil para que los músculos sanen. A menudo se aplica después de un ajuste.

bottom of page